Preguntas frecuentes sobre el dolor de ovario

Los ovarios son una parte importante del sistema reproductivo femenino. La función que tienen, como trabajo, es doble ya que producen las hormonas, incluyendo el estrógeno, que desencadena la menstruación.

También liberan un óvulo cada mes para una posible fecundación (unión del óvulo con el espermatozoide), y para que estas funciones se desarrollen con plena normalidad, los ovarios deben estar funcionando de manera correcta, sin ningún tipo de dolor o sin ningún rastro de un quiste de ovario.

 

¿Cómo diagnosticar un dolor de ovario?

Los ovarios están ubicados en la parte inferior del abdomen. Esto significa que si tienes dolor de ovario derecho o izquierdo, lo más probable es sentirlo en la parte inferior del abdomen (debajo del ombligo) y en la pelvis, sea cual sea el lado, siempre ocurrirá el dolor en esta zona.

Antes de llegar a cualquier conclusión, es importante conocer y estar seguro que el dolor sea en los ovarios, para eso se tiene que consultar al médico para así diagnosticar mediante exámenes si el verdadero dolor es en dicho órgano y no en otro ubicado en la misma zona pélvica.

Los métodos que usan los médicos para diagnosticar el dolor de ovario pueden variar. Se basarán en lo que podría ser la causa sospechosa.

En cualquier caso, tu médico te hará una historia clínica completa, un examen físico y hará preguntas acerca de tu dolor. Dichas preguntas que más frecuentemente se realizan en una cita con el médico son las siguientes:

  • ¿Dónde sientes el dolor?
  • ¿Cuándo empezó?
  • ¿Con qué frecuencia se siente dolor?
  • ¿Realizó una actividad que hizo que el dolor haya empeorado?
  • ¿Cómo se siente – leve, ardor, adolorido, agudo?
  • ¿Cómo afecta el dolor a su vida del día a día?

Siempre que te vayas a diagnosticar con el médico un dolor de ovario derecho, por ejemplo, se aconseja que respondas dichas preguntas con total sinceridad y que te tomes tu tiempo para pensarlas bien, para que luego en los exámenes de diagnóstico, como la ecografía y otros tipos de imágenes, puedan concentrarse en la zona que causa el dolor en concordancia a las respuestas dadas, en este caso la zona derecha.

 

¿Qué hacer en caso de un dolor de ovario?

Lo ideal es no tener ningún dolor pélvico y, si es todo lo contrario, debes citarte con tu médico de cabecera u obstetra / ginecólogo, ya que hay varias condiciones diferentes que pueden causar el dolor de ovarios.

El dolor puede ser agudo o crónico. El agudo ocurre rápidamente (no más de unos pocos minutos o días) y desaparece en un corto período de tiempo.

El dolor crónico de ovarios suele empezar de forma más gradual. Luego dura por varios meses, y puede ser muy peligroso si se deja pasar por más de una semana. Así mismo, estos dolores de ovario pueden ser de tiempo continuo o pueden ir y venir.

Los dolores pueden empeorar con determinadas actividades, como el ejercicio mal hecho, cargar peso, o cuando vas a orinar. A veces pueden ser dolores tan leves que no los notes y sencillamente no te das cuenta del daño que esto pudiera provocar si planeas quedar embarazada, por lo cual es preciso que toda mujer se chequee periódicamente con el ginecólogo.

 

¿Qué causa un dolor de ovario derecho e izquierdo?

Uno de las principales y más frecuentes causas que representan los dolores en los ovarios son los quistes.

Si sientes que los dolores solo ocurren en el ovario derecho, de todas maneras asegúrate de revisar el izquierdo para así evitar el crecimiento de futuros quistes en dicho lado.

Pero seguro te preguntarás ¿cómo y por qué se forman estos quistes? Cada mes durante tu ciclo menstrual, un folículo crece en el ovario. El folículo es donde un huevo se está desarrollando. La mayoría de los meses, un óvulo se libera de este folículo, lo que conocemos como la ovulación.

Si este folículo no logra abrirse para liberar un óvulo, el líquido se mantiene dentro del folículo y se forma un quiste de ovario. Esto se llama científicamente quiste folicular.

Por si todo te parecía poco, lamentablemente también existe otro tipo de quiste que se produce después de que un óvulo ha sido liberado de un folículo. Este se llama un quiste del cuerpo lúteo.

Este tipo de quiste suele contener cierta cantidad de sangre la cual es bastante pequeña. Debido a esto, los quistes de ovario son diferentes a los tumores ováricos o quistes relacionados a afecciones hormonales como el Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP) la cual es un problema en el que las hormonas de una mujer están fuera de balance.

Esto puede causar problemas con los períodos de la mujer y hacer que se le sea difícil quedar embarazada. Si no se trata en el momento preciso, con el tiempo puede causar problemas de salud graves, como la diabetes y problemas del corazón.

 

¿Cómo puedo prevenir el dolor de ovario?

Para prevenir cualquier tipo de daño y dolor en los ovarios, sea por quistes, tumores o el SOP, se debe visitar al médico para chequearse periódicamente y si sientes algún tipo de dolor en el ovario o molestia, debes seguir los siguientes consejos:

  • Descansar lo suficiente con las piernas levantadas. Esto ayuda al cuerpo a liberar el fluido. Sin embargo, la actividad de vez en cuando es mejor que el reposo absoluto, a menos que tu médico indique lo contrario.
  • Tomar por lo menos 8 vasos de agua al día (u otro tipo de bebidas que contengan electrolitos).
  • Evitar completamente las bebidas alcohólicas o con cafeína.
  • No realizar ejercicio intenso ni tener relaciones sexuales muy seguidas, ya que esto puede causar dolor en los ovarios, que los quistes se rompan o que los ovarios giren y corten el flujo de sangre.
  • Tomar un analgésico de venta libre como el Acetaminofén.

Agregar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.