Dolores de ovario y nauseas

Los dolores de ovarios son unos de esos dolores de los cuales todas las mujeres quieren librarse algún día. Cuando estos malestares vienen acompañados con nauseas, muchas veces tienden a ser confundidos con el principio de un embarazo inminente. La experiencia de mujer en mujer con respecto a estos dolores puede variar; no todas pueden presentar náuseas; algunas sólo tienen el dolor, otras ambas molestias.

Síntomas que varían

El dolor de ovario con nauseas puede asimismo presentarse en mujeres que ya han tenido un embarazo previo. Algunas llegan incluso a vómito. En la gran mayoría de estos casos, la temperatura corporal se mantiene normal, por lo que una infección o inflación en la zona reproductora es descartada casi de inmediato. De todas maneras, acudir al médico si esta sintomatología persiste es la solución para aclarar dudas y atacar un posible problema silencioso.

Importancia del test de embarazo

Hacerse un test de embarazo cuando se tiene dolores de ovario con nauseas es otra alternativa de descarte. En este ocasión, la mujer si suele presentar cuadro febril en conjunto con el dolor y las nauseas que suelen terminar en vómito. De hecho, si se está teniendo relaciones sexuales, hacerse el test de embarazo ante estos síntomas es lo primero. Acudir al médico con un resultado negativo hará que el galeno tome previsiones y es posible que emita la orden para la realización de otros exámenes médicos de despistaje.

Cuando es embarazo

Si hay dolor de ovario y subida de la temperatura corporal, lo más probable es que sea un embarazo. En esa situación no hay mucho que decir, si salió positivo, es hora de prepararse y tomar las acciones necesarias para concebir un bebé sano y fuerte.

Lo más preciso: examen de sangre

Ahora bien; si el dolor de ovario con nauseas persiste y existe hinchazón en los senos, entonces podemos también estar en presencia de un embarazo. No obstante, ten en cuenta la siguiente recomendación: El primer test puede salir negativo, y el segundo también, lo aconsejable es ir por un tercero para definitivamente descartar. Si quieres algo más preciso y seguro, entonces, un examen de sangre puede ser la solución.

En otras mujeres, estos dos síntomas aparecen junto con muchas ganas de ir al baño (micción) pero no quiere decir que se está embarazada. Las causas varían como ya hemos explicado, y el despistaje repetitivo o el examen de sangre es lo recomendable. Los pechos hinchados no siempre son un indicativo de un embarazo.

Recomendaciones importantes

Los dolores de ovarios pueden sentirse en cualquiera de los dos lados cerca de la región de la cadera. Lo común es que las molestias sean más fuertes en el lado derecho, junto con una cefalea incesante. Existe la posibilidad de que junto con las nauseas, hayan mareos fugaces. Ante tantos síntomas a la vez, el procedimiento es el siguiente:

Realizarse un examen de sangre luego de 4 días de dolores para descartar cualquier embarazo.

Si sale negativo, lamentablemente podemos hablar de una aparente insurrección de quistes en los ovarios. El ginecólogo es el que evaluará todos estos resultados de la ecografía pertinente.

Agregar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.